YT Frequency - шаблон joomla Видео

Hora de comer, pero ¿dónde?

Tras una breve pero espectacular travesía por el entorno de la Ermita de San Úrbez, es hora de buscar un sitio para comer. Si por algo se caracteriza la comarca del Sobrarbe es por los buenos restaurantes que ofrecen una comida casera de calidad y en abundancia. Si bien es cierto que prácticamente en cualquier sitio vamos a quedar satisfechos, en nuestra opinión, una elección de la cual seguro no nos arrepentiremos se localiza en Labuerda.

 

Una vez hayamos regresado a nuestro coche tras completar el recorrido de poco más de una hora junto al Cañón de Añisclo, continuaremos por la carretera (está vez algo más tortuosa) en sentido único hasta llegar de nuevo a Escalona. Una vez llegamos a Labuerda, nos dirigimos a la Plaza Mayor del pueblo, donde encotraremos el Fonda Carrera. En época de verano es difícil encontrar sitio si no habeís reservado con anterioridad, por lo que os aconsejamos que llaméis con antelación si no queréis quedaros sin sitio o esperar a que alguna mesa se quede libre. El restaurante tiene dos comedores con capacidad para 35 y 25 comensales.

La Fonda Carrera se caracteriza por ofrecer un completo menú donde la especialidad es la carne a la brasa, los cocidos y las sopas típicas de esta zona pirinaica. A diferencia de otros restaurantes, aquí no os quedaréis con hambre, puesto que la comida no se suele servir en directamente en los platos, si no que el camarero os dejará en la mesa el cuenco de sopao la bandeja de carne para que engulláis todo lo que os apetezca. Además, el plato de entremeses con diferentes clases de embutidos no faltará.

Si la opción de la Fonda Carrera no fuera posible, junto a la carretera principal se encuentra el Hotel Restaurante Turmo, donde por el mismo precio podéis degustar un menú muy similar y de las mismas características. Y si no, siempre podemos tirar de bocadillo y buscar una buena sombra donde covijarse.